El Pleno aprueba el Plan de Acción de la Agenda Urbana con actuaciones propuestas que rondan los 1.600 millones de euros

El Pleno del Ayuntamiento de Cartagena, reunido esta mañana, bajo la presidencia de la alcaldesa, Noelia Arroyo, ha aprobado de forma extraordinaria y urgente, el Plan de Acción de la Agenda Urbana de Cartagena que propone actuaciones por importe uno 1.600 millones de euros en los próximos 8 años, así como la nueva ordenanza reguladora de las prestaciones patrimoniales de carácter público no tributarias por los servicios y actividades prestados en relación con el ciclo integral del agua en el municipio de Cartagena, que beneficiará especialmente a comercios y hosteleros.

La sesión ha comenzado con la votación sobre la urgencia de la sesión, que ha justificado el Gobierno municipal, a través de su concejal Esperanza Nieto, en la necesidad de poder presentar mañana día 13, que finaliza el plazo, el Plan de Acción de Agenda Urbana ante el ministerio.

A favor de la urgencia ha votado el Gobierno, mientras que Mc Cartagena ha votado en contra por incluir en la sesión la ordenanza del agua, y Vox y Unidas Podemos Izquierda Unida Equo, se han abstenido.

En cuanto al contenido del Plan de Acción de la Agenda Urbana, la concejal de Ciudad Sostenible y Proyectos Europeos, Cristina Mora, ha recordado que se ha podido elaborar con fondos europeos, gracias a que Cartagena consiguiera ser designada ciudad piloto.



Igualmente ha destacado las tres fases de este plan: de diagnóstico; de recogida de propuestas con una amplia participación social y ciudadana, de unos 4.000 vecinos y unas 300 asociaciones; y de alineación de estas propuestas con los objetivos de la ONU, que servirán, según Mora, para crear empleo, favorecer el desarrollo urbanístico sostenible y hacer de Cartagena y sus barrios un lugar mejor para vivir ante los retos del siglo XXI.

El Plan propone 220 acciones que requerirán una inversión de unos 1.600 millones de euros, de fondos europeos y de otras administraciones, junto a la local. La concejal ha explicado que de esas 220 acciones, 112 ya se encuentran en marcha y que a lo largo del próximo año serán 156, prácticamente dos tercios del plan.

Jesús Giménez de Gallo de Mc Cartagena se ha mostrado crítico con las cifras económicas del plan que ha calificado como las “cuentas del Gran Capitán” y ha duda de la capacidad del Gobierno para ponerlas en marcha y el hecho de que los grupos políticos municipales no se hubieran integrado en las mesas sociales.

Por su parte Gonzalo Abad de Vox ha explicado que, aunque puedan asumir algunas acciones, no están de acuerdo con que el cambio climático esté provocado en exclusiva por la intervención del hombre, ni que sea solo Europa la que ponga en marcha medidas restrictivas de su desarrollo, ni tampoco con las medidas de la ONU respecto del reto demográfico.

Aurelia García de Unidas Podemos izquierda Unida Ecuo ha señalado que el mérito del Plan no es del Gobierno sino de todos los vecinos y vecinas que se han comprometido y participado, así como de los técnicos municipales, destacando las propuesta formuladas por su grupo respecto a la recuperación de la Cárcel de San Antón como espacio de la memoria histórica; adquirir mayor número de viviendas sociales y la implantación de cambiadores inclusivos.

El Plan ha sido aprobado finalmente con los votos favorables del Gobierno municipal y de Unidas Podemos izquierda Unida Equo; y las abstenciones de Mc Cartagena y de Vox.

TARIFAS DEL AGUA Y SANEAMIENTO



Respecto a la aprobación definitiva de la nueva ordenanza del agua y saneamiento en el municipio de Cartagena, ésta ha empezado con la intervención de Jesús Giménez de Mc Cartagena, pidiendo su retirada ya que faltaban una serie de documentos e informes que se habían solicitado en la Comisión de Infraestructuras respecto a la economía y a la legalidad del procedimiento.

La retirada ha sido rechazada con los votos en contra del Gobierno municipal y la postura favorable de Mc Cartagena, Vox y Unidas Podemos Izquierda Unida Equo.

El concejal de Infraestructuras, Diego Ortega, ha defendido la urgencia en la necesidad de aplicar cuanto antes los beneficios de la nueva tarifa a comercios y establecimientos hosteleros, y ha argumentado que culmina un proceso iniciado hace 10 meses, para solventar una situación irregular e injusta de la tarifas y tras someterse a dos consultas públicas y un periodo de alegaciones.

Ortega ha defendido la ordenanza señalando ente otras cuestiones la rebaja en la tarifa a bares y establecimientos hosteleros, la redotación del fondo social, la penalización de los que más contaminan, la eliminación progresiva de las redes de plomo y fibrocemento y la creación de un fondo de inversiones de 10 millones de euros para evitar ente otras cosas inundaciones.

El concejal de Vox, Gonzalo Abad, ha presentado 18 enmiendas al texto de la ordenanza referidas al léxico del texto legal, el sistema de contadores y el régimen disciplinario, entre otras.

Las enmiendas han sido rechazadas con las abstenciones de Mc Cartagena y de Unidas Podemos Izquierda Unida Equo, y el voto en contra del Gobierno, basándose en la falta de informe de los servicios técnicos municipales respecto de ellas y la conveniencia de que estas enmiendas se hubieran presentado como alegaciones durante el periodo de información pública.

Jesús Giménez de Mc Cartagena ha criticado la falta de la documentación solicitada y la premura con la que se ha llevado a cabo el proceso, así como la indefinición de los proyectos que se financiarán con los 10 millones del fondo, que ha calificado como un “crédito encubierto

Por su parte, Aurelia García, de Unidas Podemos Izquierda Unida Equo, también se ha manifestado en contra de la urgencia del proceso y la falta de análisis al rechazo de la alegaciones de ASEPUCAR, la indefinición del fondo de inversiones y que la factura doméstica siga contribuyendo más al sistema tarifario que las industrias.

La ordenanza ha sido aprobada finalmente con los votos a favor del Gobierno y en contra del resto de grupos de la oposición.

Volver al listado