La Junta de Gobierno abre a consulta pública la regulación de las zonas de bajas emisiones

La Junta de Gobierno Local, presidida por la alcaldesa, Noelia Arroyo, ha aprobado esta maña el inicio del expediente para la elaboración de la ordenanza de municipal de regulación de la zona de bajas emisiones de Cartagena.

La primera actuación consistirá en la apertura de un plazo de consulta pública a entidades y ciudadanos para que puedan formular sus propuestas y opiniones en torno a estas zonas de bajas emisiones, que regularán conforme a lo establecido en la La Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Esta norma obliga a los municipios de más de 50.000 habitantes, a establecerlas antes de 2023. Las zonas de bajas emisiones son áreas geográficas en las que se regula la circulación de los vehículos más contaminantes.

OBJETIVOS

Entre los objetivos de la ordenanza se encuentra incrementar en estas zonas la seguridad vial y la necesaria, ordenada y respetuosa convivencia entre los distintos modos de transporte. También, la protección de la salud de las personas a través de la mejora sustancial de la calidad del aire.

Igualmente se tratará de incidir en la sostenibilidad medioambiental mediante el fomento del transporte público y la intermodalidad de transporte público colectivo, la movilidad peatonal y ciclista, el desarrollo de la movilidad eléctrica y la movilidad menos contaminante y los vehículos de uso compartido.

A través de la regulación se intentará armonizar y ordenar los distintos usos de las vías y espacios públicos urbanos y la racionalización del espacio de estacionamiento tanto en superficie (Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), conocido como ORA y las Zonas de Aparcamiento Vecinal (ZAV), reservas para personas con movilidad reducida, distribución de bienes y otras funciones) como de los aparcamientos municipales.

Por último, también se tratará de modernizar la normativa municipal mediante la regulación de nuevas realidades como los vehículos de movilidad urbana. La apertura de la consulta pública será anunciada en los próximos días.

EXPUESTA EN LA MESA MOVILIDAD

Como se recordará el Gobierno municipal expuso recientemente en la Mesa de la Movilidad, las líneas fundamentales de esta ordenanza que busca principalmente incentivar el uso de medios de transporte alternativos al coche para mejorar la salud medioambiental y reducir las emisiones de los contaminantes de los vehículos de motor.

Cartagena será el tercer ayuntamiento de España, tras Madrid y Barcelona, en contar con una ordenanza de este tipo.

“Cartagena no tiene los mismos problemas de contaminación provocada por el tráfico que grandes ciudades como Madrid o Barcelona, algo que se debe principalmente a que tenemos buena parte de nuestro centro histórico peatonalizado, y eso hace innecesario restringir el tráfico rodado. Lo que sí queremos es promover nuevas formas de transporte por la ciudad más sostenibles, con el objetivo de reducir los contaminantes y mejorar la calidad del aire de Cartagena”, ha dicho el concejal de Vía Pública, Juan Pedro Torralba.

El Gobierno mantiene su apuesta firme de futuro por la movilidad ecológica y el medioambiente iniciadas con la aprobación del Plan de Movilidad Urbana Sostenible, y “siguiendo estas recomendaciones, hemos desarrollado un borrador de ordenanza de ZBE en el Ensanche y el Casco Histórico de la ciudad, con una filosofía que plantea fundamentalmente medidas en positivo para el fomento de una movilidad más sostenible”, ha explicado la concejal de Medio Ambiente Cristina Mora.

Mora ha precisado que la ordenanza es solo una parte de la política de movilidad. Así se quieren bajar las emisiones incentivando transportes alternativos al vehículo privado: mejor transporte público con autobuses menos contaminantes -como los 10 híbridos ya existentes y el primer eléctrico que se va a adquirir; además de mejorar las conexiones con carriles bici -como los ya proyectados en Los Dolores y Espacio Algameca - ; y bonificando el sello del coche a los vehículos menos contaminantes, entre otros.

Por eso la ordenanza no planteará restricciones de acceso a las calles de la ciudad ni prohibiciones a los usuarios del vehículo privado, sino que fomentará el uso de alternativas más sostenibles, desincentivando el uso de aquellas más contaminantes mediante estrategias de calmado de tráfico, según los trabajos de diagnóstico y diseño del área de ZBE desarrollados por el profesor de la UPCT, Salvador García-Ayllón, responsable del grupo de investigación de política territorial, Planificación Ambiental e infraestructuras.

Además, propone ganar espacio público en las calles y favorecer su aprovechamiento implantando las llamadas ‘supermanzanas’. “Cartagena desarrollará en el Ensanche la primera supermanzana de la Región, que realizaremos de manera gradual y consensuada con vecinos y comerciantes y el resto de colectivos implicados, a través de un proyecto piloto que desarrollaremos posteriormente a gran escala en función de los resultados que obtengamos en la zona inicial”, ha dicho la concejal de Ciudad Sostenible.

El objetivo de esta supermanzana será conseguir mejorar el espacio público para el desplazamiento peatonal de los vecinos y ciclistas mediante actuaciones de urbanismo táctico, permitiendo al mismo tiempo el uso del vehículo privado mediante actuaciones de calmado del tráfico.

Además, el proyecto europeo vinculado a la Zona de Bajas Emisiones, que ha obtenido financiación de los fondos Next Generation, va a permitir la monitorización del tráfico, y llevar el control sobre el ruido y la contaminación acústica y ambiental, mediante la instalación de sensores.

El Ayuntamiento concurrirá a la siguiente convocatoria de fondos, que se espera para finales de año, con el objetivo de obtener fondos para financiar todas las operaciones de mejora urbana y de movilidad que contempla la ordenanza de ZBE, que se espera que ya esté aprobada.

Volver al listado
Galería de imágenes